Qué es ANT+ y Bluetooth BLE (I)

Una de las consecuencias de querer contar cada día con más datos e información sobre nuestros entrenamientos es que cada vez tengamos que contar con más dispositivos.

Este blog está destinado al estado actual de la tecnología en ciclismo, aunque tengo que reconocer que en la mayoría de entradas ha habido más ciclismo que tecnología.

Hoy será un poco diferente, ya que hablaremos sobre dos sospechosos habituales entre los medidores de potencia y dispositivos inálambricos que son ANT+ y Bluetooth BLE. Si tienes cualquier dispositivo inálambrico, lo más seguro es que funcione con una de estas dos tecnologías.

Hoy vamos a ver cómo funcionan internamente y cuáles son las características de cada una de ellas.


Una de las consecuencias de querer contar cada día con más datos e información sobre nuestros entrenamientos es que cada vez tengamos que contar con más medidores. Un matiz sobre este punto es que no me refiero a más medidores como gadgets, sino más bien a más sensores. O, para ir anticipando conceptos: perfiles.

Por poner un ejemplo, para la medición de cadencia de pedaleo tenemos la opción de utilizar un dispositivo de forma independiente (instalado entre una biela y un tirante del cuadro). Este dispositivo, únicamente informa sobre la cadencia de pedaleo con la que nos movemos. En este caso, tendremos un dispositivo con un único perfil.

Obviamente, esta no es la única opción para medir nuestra cadencia ya que, actualmente, los medidores de potencia también permiten medir potencia y cadencia conjuntamente. Por lo tanto, en este segundo caso, seguiremos teniendo un único dispositivo pero con dos perfiles.

🍀 El hecho de que cada vez queramos hacer análisis más completos de nuestros entrenamientos y que no todos los dispositivos sean susceptibles de ser conectados por cable, hace que las tecnologías inalámbricas se conviertan en la opción más recomendada para recopilar la información de nuestros sensores.

Actualmente, existen 2 tecnologías inalámbricas que son las más utilizadas en el ciclismo:

  • ANT+
  • BLE (o Bluetooth Smart)

Ambas tecnologías parten de los mismos conceptos, ya que han sido diseñados para redes de sensores de baja potencia y baja tasa de bits. Esto contrasta con el Bluetooth normal, por ejemplo, que fue diseñado para aplicaciones de velocidad de bits relativamente alta, como la transmisión de sonido para auriculares de baja potencia. Es importante destacar que, aunque funcionen con un concepto parecido, siento decir que no son compatibles entre ellos.

Pero, ¿cómo funcionan y qué diferencias hay entre ellos?

¿Cómo funciona ANT+?

ANT™ (sin el "+") es un protocolo inalámbrico de ultra baja potencia (entre 2400MHz a 2524MHz) que permite enviar información de un dispositivo a otro de manera fiable. La parte positiva de que sea un protocolo es que permite establecer reglas estándar para la coexistencia, representación de datos, señalización, autenticación y detección de errores. Es decir, establece la base de comunicación sobre la que el resto pueden construir.

Pero ahora bien, además de ANT, como sabes, existe ANT+. En este caso, ANT+ es una implementación de este protocolo y define cómo deben conectarse entre si los nodos de la red y el formato de las actividades y datos.

Entonces, ¿son cosas distintas ANT™ y ANT+? Sí, ANT™ sería el nombre que recibiría la "comuniciación" y ANT+ es la serie de definiciones que se han acordado para enviar información a través de ANT™. Estas definiciones se denominan perfiles y, generalmente, están vinculadas a un uso específico.

Cómo funciona ANT+

Por ejemplo, un monitor de frecuencia cardíaca enviará información sobre nuestra frecuencia cardíaca mediante la red ANT™. Está información, a su vez, vendrá "ordenada" según un perfil definido en ANT+ para un monitor de frecuencia cardíaca.

Estos perfiles de dispositivos se comparten entre todos los dispositivos ANT+, lo que permite que cualquiera fabrique un monitor de frecuencia cardíaca o un receptor de monitor de frecuencia cardíaca que opere indistintamente entre sí. Cuando un dispositivo tiene el logo de ANT+, significa que ha sido certificado para ser interoperable con otros dispositivos con la marca ANT+.

Debido a que ANT+ se basa en el probado protocolo ANT de potencia ultrabaja, la red está optimizada para un bajo consumo de energía, costo, latencia, comunicación robusta y facilidad de implementación. Algunos de los problemas de conexión más comunes del ANT+ son consecuencia de su propia definición, por ejemplo, no está pensado para largas distancias.

Por ese motivo, si tienes problemas de conexión con ANT+, la solución más sencilla siempre es acercar el sensor al receptor. No solo eso, sino que no olvides de que se trata de una antena, por lo que su posición debe ser lo más "al aire libre" posible.


Con esta pequeña introducción, podemos empezar a tener un poco más conocimiento sobre cómo funciona ANT+. Personalmente, una de las cosas que más me gusta es que exista un protocolo, ya que de esa manera evita que cada fabricante se haga "su propio jardín". De ser así, el usuario es normalmente quien termina pagando, ya que podemos terminar con muchísimos gadgets por casa que no son compatibles entre ellos.

En el siguiente artículo, intentaremos explicar con el mismo detalle cómo funciona Bluetooth Smart (BLE) y cuáles son las diferencias con ANT+.

Si tienes algunas duda o sugerencia, puedes escribir un comentario en este post para que podamos hablar sobre ella en el siguiente artículo.

Deja un comentario: